Archivo de abril, 2010

La mujer directiva

Cada vez hay más personas que creen que en el mundo de los negocios tener a mujeres en los puestos de dirección no es sólo políticamente correcto, sino que es una necesidad para entender bien a la empresa y a los clientes. Esto puede ser una convicción, pero todavía alejada de la realidad.

Damos por supuesto las ventajas de la incorporación de la mujer al mundo laboral tanto para la empresa como para la sociedad. Es evidente que las mujeres se van incorporando al mercado laboral de forma generalizada, pero también lo es que falta que su posición tenga los niveles exigibles en lo que se refiere a la calidad y a la igualdad de oportunidades. Si nos fijamos en la evolución, vemos claramente que estos cambios han sido especialmente notables.

Un ejemplo paradigmático lo tenemos en el caso catalán, ya que las mujeres catalanas tienen hoy tasas de actividad y de ocupación superiores a la media española y también superiores a la media de la Unión Europea (Boletín estadístico “Dona i Treball”, julio del 2004, Departament de Treball i Indústria de la Generalitat de Catalunya). Así, en el año 1977, sólo 1 de cada 4 mujeres catalanas entre 25 y 54 años tenía trabajo o lo buscaba, mientras que el 2004, 3 de cada 4 se encontraban dentro del mercado laboral.

En concreto, la tasa de actividad de la mujer catalana entre 16 y 64 años se encuentra alrededor del 64,5%, unos 8 puntos por encima de la media española y 3,7 puntos por encima de la media europea, y la tasa de ocupación de les mujeres en Cataluña es del 56,6%, ligeramente por encima de la media europea y casi 9 puntos por encima de la media española.

A pesar de la apariencia que puedan dar estas cifras, la situación ocupacional de la mujer en nuestro país se encuentra muy lejos de ser satisfactoria. Como afirma Carlos Obeso, coordinador del sexto informe Randstad sobre Mujer y Trabajo en España, elaborado por el Instituto de Estudios Laborales (IEL) de ESADE, “que hayan disminuido las diferencias laborales entre hombres y mujeres en España es, probablemente, más el efecto de la evolución de la economía que el de los valores de igualdad de la sociedad española”. La discriminación que sufre la mujer respecto al hombre en el mercado laboral tiene diferentes evidencias tanto en la desigualdad de salarios, como en la posición profesional dentro de las compañías y las dificultades de conciliar la vida laboral y familiar.

abril 26, 2010 Posteado en: Artículos, Opinión   Leer más

¿Todo el mundo tiene talento?

¿Todo el mundo tiene talento? La clave está en identificarlo y ser capaz de desarrollarlo para aprovechar su potencial en beneficio de la Empresa y la persona. Os recomiendo ver estos videos para pensar en ello. ¿Somos capaces de convertir nuestra empresa en un Circo de la Mariposa?

Ignasi Rafel

abril 19, 2010 Posteado en: Opinión   Leer más

La buena crisis

La palabra crisis procede del vocablo griego κρισις (krisis) y éste, del verbo κρινειν (krinein), que significa ‘separar’ o ‘decidir’. Crisis, en su etimología original, indica una ruptura, un cambio inesperado, una situación que no estaba prevista en el guión y que conviene analizar. No en vano, el prefijo sánscrito “Kri”, del que proceden los conceptos citados, significa “acción expresiva y creativa” y también “semilla que dará fruto”. Nada es casual… De ahí el término crítica, que se traduce por análisis o estudio de algo para emitir un juicio y, también a partir de aquí, criterio, que nos lleva a razonar de manera específica para poder tomar decisiones útiles y operativas. En fin, una crisis, sea de la naturaleza que sea, nos brinda la oportunidad de poner foco a situaciones que no cuestionaríamos si la inercia persistiera. La crisis obliga a pensar y, por tanto, provoca estudio y cavilación que deberían devenir en acción creativa. Y, por supuesto, es una oportunidad para el cambio y la transformación de la conciencia individual y colectiva.
Los tres vocablos comparten raíz etimológica: para reencontrarnos y sumar nuevos valores personales gracias a una crisis precisamos ser críticos. Indagar, enfrentar, insistir, repetir, canalizar lo negativo, experimentar el dolor, cuestionar nuestro papel en el mundo y nuestros límites y asumir nuestra responsabilidad. Criticar y criticarnos de forma constructiva. Entonces, y mediante el proceso de crítica impulsado por la crisis, lograremos formarnos un criterio válido y de aceptación, un punto de vista flexible, maleable y útil para gestionar el problema desde la realidad, sin negarla ni falsificarla. No asumir este proceso supone taparnos los ojos, postergar la solución del problema, para no ver al monstruo, que quizás no es tan terrorífico como imaginamos si tenemos el coraje de enfrentarlo. La sorpresa es que la mayoría de personas prefiere esconderse, mostrarse sordomuda voluntaria ante la realidad, resignarse al dolor y pretender que nunca volverá. Pero el dolor no migra: sigue dentro, agarrado a nuestras entrañas como una fiera devoradora. La crítica y el criterio pertenecen a un proyecto intricado y laborioso al que se apuntan pocos. Con todo, qué gran placer conseguir desintegrar los dolores, cual piedras areniscas, sin pensar en los que pueden venir, sin anticipar triunfos o derrotas que nos puedan desanimar a vivir el ahora. Qué gran éxito mirar lo que nos disgusta cara a cara y aplicar una opinión consciente en lugar de silbar como si nada sucediera mientras la impotencia, la pena o el pánico nos carcomen, aun sin reconocerlo.
Ya observó el primer ministro británico Winston Churchill: “La crítica no es agradable, pero es necesaria y cumple la misma función que el dolor en el cuerpo humano”. Instalarnos en la queja recurrente y en la angustia no nos deja espacio ni para la reflexión, ni para la comunicación efectiva, ni para la acción. No obstante, la sola presencia de la dificultad no constituye ninguna garantía de mejora si no nos empleamos a fondo en una buena gestión personal de lo que nos inquieta. Conviene actuar en consecuencia. Vale más una pequeña acción bien pensada que grandes intenciones que se convierten en brindis al sol. La crisis será una oportiunidad de cambio y transformación si aprendemos de los errores del pasado y nos reinventamos. Seamos críticos valientes y trabajadores incansables. La solución está en nuestras manos.

Álex Rovira
Autor del libro “La Buena Crisis”, Ed. Aguilar.
www.alexrovira.com

abril 12, 2010 Posteado en: Opinión   Leer más

Los sueños agudizan el talento

Cuando hace muchos años entré a trabajar para la agencia de publicidad Ogilvy & Mather me explicaron que había pasado el test de las cualidades que David Ogilvy había establecido para formar parte de su agencia. Entre una de estas cualidades figura una a la que no di mucha importancia al principio pero que ahora, con la perspectiva del tiempo, no dejo de estar más de acuerdo: “Brillantez, no empollones sin talento”.

Pero, ¿ qué es ser una persona brillante?. ¿es ser listo? ¿inteligente? ¿ingenioso? ¿espabilado?. Según el diccionario una persona brillante es “el lucimiento o ventaja de una persona sobre otras a causa de su talento o hermosura”. Por tanto, alguien que luce o que brilla como un diamante, como algo muy valioso.
Las personas brillantes son personas con un talento extraordinario, con alguna habilidad o ventaja que los demás no poseen y que además la aplican conscientemente para alcanzar un objetivo; su sueño.

Tengo un ejemplo de una persona brillante que la ficharía rápidamente en cualquier agencia de comunicación. Se trata de un alumno mío de la Universidad que un día me pidió una tutoría porque tenía que explicarme algo importante. La verdad que no me extrañó mucho ya que era un alumno muy especial, una persona excepcional en la forma de presentar los trabajos pero no así en los contenidos de los trabajos. Me confesó que tenía dos cosas importantes que contarme. Me contó que tenía una pasión y un sueño. Me confesó que él era mago. Y no un cualquier mago, sino un excelente mago que se codeaba con los mejores magos del mundo, y con sólo 21 años! Su sueño era llevar la ilusión de la magia a todos, especialmente a los niños. La segunda noticia que tenía que darme era que era TDA (trastorno de déficit de atención) y que como consecuencia pedía que todos los controles, exámenes, etc.. fueran orales. Por supuesto accedí a su petición. Me comentó que lo pasó muy mal en el bachillerato, que fue un infierno porque nunca aceptaron su problema. Le pregunté extrañado cómo había conseguido llegar a la Universidad a lo que me contestó: “Miguel, no te dije que soy mago….”. Realmente una persona brillante.

Para las agencias de comunicación es de vital importancia localizar e incorporar a este talento, a estas personas apasionadas por la creatividad, y que no tienen porqué estar en las Universidades de Comunicación sino en cualquier parte. Gente capaz de encontrar ideas que puedan hacer que miles, millones de personas piensen, hagan, cambien sus comportamientos, percepciones y actitudes. Esta es la grandeza de trabajar en comunicación.

Acabo con otra cita de David Ogilvy: “lo que los clientes piden a las agencias de publicidad son grandes ideas excelentemente ejecutadas” y esto no es posible hacerlo sin un equipo entusiasta y apasionado, con un talento fuera de lo corriente y con mucha hambre, hambre por cumplir su sueño.

Miquel Martret

abril 9, 2010 Posteado en: Opinión   Leer más

El lado humano de las fusiones

Qué nos ha tocado vivir una época turbulenta desde el punto de vista empresarial es un hecho innegable. El paradigma de “hay que ser grande para sobrevivir” está presente en las sesudas conversaciones de los expertos, y en muchas de las decisiones estratégicas de los últimos tiempos. Esto ha traído consigo un alud de operaciones de fusión y adquisición sin parangón con ninguna otra época. En el mes de octubre de 2008 en Europa el importe de los acuerdos de este tipo se acercaban a billón de  Euros. Y las previsiones nos indican que la tendencia es imparable. Los analistas predicen que se van a batir todos los records (Business Week).

Un hecho especialmente representativo de esta realidad es que en los últimos tiempos las noticias sobre operaciones corporativas son noticia cotidiana en los medios no especializados. Los casos Endesa o Abertis-Autoestrade son ya temas del gran público, que opina, conoce las cifras y a los protagonistas. ¡Son los tiempos que corren!

….Pero las cosas no siempre van como se espera

abril 6, 2010 Posteado en: Artículos   Leer más
  • Sobre este blog

    Bienvenido al blog del talento en la red. Si tienes inquietudes respecto a la gestión de las personas con talento, las buscas, las desarrollas, te esfuerzas por desarrollarte y quieres compartir tu talento en la red, te proponemos participar, opinar y seguirnos.

  • Archivo

  • ¿De qué hablamos?

  • Nos interesa

  • Equipos&Talento