Talento directivo independiente

Un buen amigo acaba de crear una empresa de servicios que ofrece asesoramiento en la puesta en valor de la tecnología para las empresas. Para mí es admirable la valentía que demuestra como empresario. Emprendedores como él son los que realmente, si tienen éxito, serán generadores de empleo. Y debemos valorar el riesgo personal que asumen para ello.

Su modelo de negocio se basa en ofrecer un servicio de alto valor añadido que es prestado por talento independiente. Profesionales senior, con experiencias directivas exitosas, en compañías de reconocido prestigio, que son contratados por proyecto para prestar sus servicios a las empresas cliente.

Talento independiente, interim management. Es un concepto más arraigado en culturas anglosajonas que permite a las empresas contratar talento muy cualificado, para desarrollar proyectos concretos, en algunos casos con responsabilidad ejecutiva, a tiempo parcial. En U.K. el volumen de mercado es de 360 Millones de € y constituye el 15 % de todos los ejecutivos. En Alemania el crecimiento del Interim Management es del 30% anual.

En Estados Unidos dos consultoras de McKinsey fundaron en el año 2000 Eden MacCallum consultoría basada en talento independiente y que actualmente cuenta con un equipo de 400 consultores.

Aunque en España no está muy implantado, parece claro que esta crisis hará cambiar algunos paradigmas de las relaciones laborales entre empresas y profesionales y la contratación por proyectos concretos, con objetivos y metas definidos y fecha de finalización, serán cada vez más frecuentes. Para el 2020 está previsto que el 60% de los empleados estén en regímenes de contratación libres y flexibles.

De un tiempo a esta parte cada vez encuentro más directivos en esta situación. Y en mi opinión las leyes del mercado actuarán. Si hay oferta cualificada, contrastada, especializada disponible, las empresas aprovecharán la oportunidad que les brinda poder contar con la experiencia senior a un coste adecuado al ser a tiempo parcial.

Esta situación tiene dos estadios:

Una temporal, coyuntural. Cubrir un impass profesional para aquellos que han perdido su trabajo y están en búsqueda de una nueva posición. Una pasarela entre dos trabajos. Permite mantenerse en activo, llenar un vacío curricular, obtener ingresos y distraer la presión psicológica del desempleo.

Otra permanente. Aquellos que están convencidos de asumir una nueva realidad profesional. En principio menos estable, menos cómoda pero más enriquecedora, flexible y retadora.

En ocasiones se empieza con la intención de temporalidad y se consolida como una opción estable. Un proyecto lleva a otro, una empresa nos prescribe a otra, se pierde el miedo a la falta de continuidad de los proyectos, a no estar arropado por una estructura.

Ya hace tiempo que no existen las empresas para toda la vida, pero en el futuro deberemos acostumbrarnos a que las relaciones empresa – profesional puedan tener un formato más efímero. Y para ello la formación continuada y el desarrollo de determinadas competencias será fundamental.

Ignasi Rafel

Socio Director General de Talman Group Executive Search

Este artículo ha sido publicado en Expansión.

Share on Facebook
Bookmark this on Delicious
Share on LinkedIn
Bookmark this on Technorati
Post on Twitter
Google Buzz (aka. Google Reader)
julio 9, 2010 Posteado en Artículos, Tendencias - Leer Más

1 comentario to “Talento directivo independiente”

  1. Hola Ignasi,
    Permíuteme que te detalle un poco mi caso particular. Seguro que no es enriquecedor ni ejemplo para nadie, pero por lo menos tiene el valor “descriptivo” de la realidad.
    Hace unos 6 años, cuando estaba trabajando “en linea” como Director Comercial en una importante empresa, contactó conmigo un provider de I.M. y me ofertó un trabajo “a tiempo parcial” y con una remuneración realmente alta. En aquellos días, yo estaba en una posición relativamente “cómoda” en mi empresa(eso es mucho decir, teniendo en cuenta que gestionaba a mas de 150 vendedores en contrato mercantil, repartidos por todo el territorio nacional), pero nos entendemos cuando digo que tenía cierta “comodidad”.
    La oferta del provider fué rechazada por mi por varios motivos (innestabilidad económica, innestabilidad laboral cuando terminara el proyecto, pensé que quedaría un “hueco” en mi curriculum), etc…..
    Al cabo de unos años, después de haber trabajado en línea en puestos de máxima responsabilidad comercial, decido, de manera voluntaria, comercializar el producto que más conozco, que más aprecio, que más valor añadido tiene para mí, que más felicidad me genera y además, sin stock, sin apenas inversión y con una sensación de libertad apabullante: YO MISMO.
    Quizás no he sabido escribirlo adecuadamente, pero te aseguro que nada más lejos que parecer petulante o algo parecido, pero es asi, tal como suena.
    Desde hace 3 años aproximadamente trabajo como I.M. y gracias a Dios, a mi trabajo anterior, a mis contactos profesionales, a mi dedicación a mi blog, y mi suerte personal, tengo proyectos encima de mi mesa -en algunas ocasiones, confieso que más proyectos que en otras- que me permiten trabajar mucho y colaborar con empresas de primer nivel comercial en nuestro país.
    Sinceramente, sería muy difícil que volviera a trabajar “en líne” porque como I.M. gano en autonomía, en libertad, en sensación de efectividad en el trabajo que hago (ahora nadie me puede decir, “manuel, tranquilo, que en esta empresa las cosas se hacen despacio o hay que tener en cuenta a los distribuidores más antiguos”, si lo que quieren de mí es precisamente que le de la vuelta a la tortilla), y en general, me siento mucho más feliz, tanto a nivel personal como profesional.
    Un abrazo.

Responder

  • Sobre este blog

    Bienvenido al blog del talento en la red. Si tienes inquietudes respecto a la gestión de las personas con talento, las buscas, las desarrollas, te esfuerzas por desarrollarte y quieres compartir tu talento en la red, te proponemos participar, opinar y seguirnos.

  • Archivo

  • ¿De qué hablamos?

  • Nos interesa

  • Equipos&Talento