Archivo de febrero, 2012

De empresario a directivo o viceversa

Cuando finalmente los políticos se han dado cuenta de que para reducir el paro es necesario que existan emprendedores que creen empresas y que éstas generen puestos de trabajo y empiezan a hablar de medidas para fomentar el espíritu emprendedor y facilitar la creación de empresas, nos llega una noticia impactante. Según la CECOT, más de 90.000 exempresarios buscan trabajo.

No todos los empresarios son gestores ejemplares, pero sí lo son la gran mayoría. Personas que un día aparcan la seguridad y arriesgan su patrimonio por un proyecto, una idea, una ilusión y gracias a ello generan valor y empleo.

Por desgracia en nuestra sociedad, el emprendedor es un bien escaso, el empresario un ser poco prestigiado y sin embargo muy necesario. Muchos se encuentran ahora sin trabajo, sin empresa, sin proyecto, con su patrimonio comprometido o extinguido y sin ingresos.

La ilusión se desvanece, la fuerza para emprender flaquea, los recursos económicos escasean, la financiación es difícil.

Por eso, muchos deciden trabajar para un tercero. Los servicios públicos de orientación no están preparados ni enfocados para dar respuesta a estos perfiles. Muchos se dirigen a los Head Hunters. Buscan trabajo, buscan orientación, buscan comprensión.

Su inserción en el mercado de trabajo tiene sus dificultades frente a directivos candidatos a una misma posición. El miedo a que el gen emprendedor no haya muerto y que cuando la situación mejore vuelvan a emprender, y lo que es peor, para hacer la competencia a la empresa, las dudas sobre si sabrán “tener jefe”, si se adaptarán a la “disciplina” laboral, son las principales objeciones que deberán vencer.

Por otro lado directivos y profesionales se quedan sin trabajo. En algunos casos con la empleabilidad cuestionable. Profesionales senior por edad y experiencia.

Asusta su sobrecualificación. A veces por miedo al encaje con la organización, otras por el riesgo de inestabilidad en la empresa cuando las cosas mejoren, sin ver que en algunos casos lo que se busca es la estabilidad para acabar la carrera profesional dando más que recibiendo y que puede reducir su retribución sin renunciar a su nivel de vida (ya sin hijos a su cargo y liberados de hipotecas).

En muchos casos, cuando el paréntesis laboral se alarga, y si el despido ha ido acompañado de una indemnización, se plantean el autoempleo. Muchos como única alternativa. Son emprendedores por necesidad. Montar un despacho profesional, adquirir una franquicia, participar en alguna operación de MBI, son algunas de las alternativas.

Las crisis ajustan, reordenan, depuran. Y eso tiene su lado positivo. Algunos empresarios valoraran la comodidad de trabajar para un tercero y habrá directivos que descubran su vertiente emprendedora aletargada, pero no podemos dejar que emprendedores, capaces de materializar un proyecto y convertirlo en empresa se disuelvan en nuestro mercado de trabajo perdiendo su fuerza motriz empresarial.

Espero que muchos de estos empresarios se animen a volver a emprender antes de encontrar trabajo.

Ignasi Rafel

Socio Director General de Talman Group Executive Search.

Artículo publicado en Expansión. 01/02/2012

febrero 1, 2012 Posteado en: Artículos, General, Opinión   Leer más
  • Sobre este blog

    Bienvenido al blog del talento en la red. Si tienes inquietudes respecto a la gestión de las personas con talento, las buscas, las desarrollas, te esfuerzas por desarrollarte y quieres compartir tu talento en la red, te proponemos participar, opinar y seguirnos.

  • Archivo

  • ¿De qué hablamos?

  • Nos interesa

  • Equipos&Talento