Posts en “emprendedores”

Emprendedor por necesidad

Recientemente han inaugurado un restaurante debajo del despacho. Un concepto urbano e innovador. Pregunté a la propietaria qué le impulsó a abrirlo. Era Directora de Marketing de una importante empresa de retail. La despidieron después de 16 años. No tenía ni idea de restauración.

Las escuelas de negocios hablan del emprendedor. Si nace o se hace, qué incita a una persona a ser emprendedor, cómo hacerlo, … Todas se olvidan de un tipo de emprendedor: el emprendedor por necesidad.

Como Head Hunter se dirigen a mí directivos sin trabajo. Algunos con cierta edad, o con experiencia muy específica. Estos factores, en una situación de mercado complicada les dificultan el acceso a otro empleo y les lleva a plantearse emprender un negocio por si no encuentran trabajo.

Emprender no es fácil. Ser empresario tampoco. Un emprendedor necesita dos cosas imprescindibles: el motivo/idea y la motivación/ilusión. Además dinero, pero esto es más fácil de conseguir.

Si lo único que existe es necesidad, la empresa es muy posible que fracase.

Ahora bien, en ocasiones es necesario un empujón para despertar al emprendedor que llevamos dentro, y estar sin trabajo puede ser el detonante que haga dar el paso.

En mi opinión es incompatible buscar trabajo y emprender un negocio simultáneamente.

Cualquiera de las dos actividades debería concentrar por sí misma el 200% de la ilusión y los esfuerzos: económicos, mentales, de tiempo.

¿Quién confiará un cargo directivo a alguien que tiene un proyecto propio en desarrollo? ¿Qué Head Hunter te presentará como candidato si estás emprendiendo un negocio? No vale lo de “si funciona me dedicaré los fines de semana o lo llevará mi pareja”. ¿Qué socio o colaborador confiará en un emprendedor que, por si fracasa, está buscando trabajo?

Mi consejo es que se tome la decisión del camino a seguir. Meditada. Escuchando al corazón (¿qué me hace más ilusión?) y a la cabeza (¿dónde encajan mejor mis capacidades?).

Si la respuesta es buscar trabajo, que éste sea el trabajo. Marcarse un objetivo, trazar un plan y dedicarse al 200%. Es posible compatibilizarlo temporalmente con el autoempleo. Consultoría, asesoramiento (ayudar a un amigo o familiar en su empresa), formación (dar algunas clases),… Ocupa tiempo, genera ingresos, llena un vacío curricular. El riesgo: restar dedicación a la búsqueda de empleo.

Si la opción es emprender un negocio, apostar por ello, transmitir la ilusión para conseguir socios y colaboradores y canalizar los esfuerzos para superar los obstáculos. Lo que sí se debe hacer es establecer un plazo y una meta, para valorar si pasado este tiempo hemos conseguido arrancar el proyecto. Si no es así, volver a la casilla de salida.

Otro consejo: compartirlo con la familia. Es una decisión importante que requerirá del apoyo del entorno más cercano.

Le deseo mucha suerte a mi amiga con el restaurante.

Ignasi Rafel

Este artículo fue públicado en Expansión. Puedes leer el artículo original aquí.

marzo 8, 2010 Posteado en: Artículos   Leer más
  • Sobre este blog

    Bienvenido al blog del talento en la red. Si tienes inquietudes respecto a la gestión de las personas con talento, las buscas, las desarrollas, te esfuerzas por desarrollarte y quieres compartir tu talento en la red, te proponemos participar, opinar y seguirnos.

  • Archivo

  • ¿De qué hablamos?

  • Nos interesa

  • Equipos&Talento